Oscar y Alicia

Ha habido otros que me han escrito poemas. Los primeros fueron Oscar y Alicia. Fue el 12 de mayo de 2013 y me acuerdo porque entonces fechaba los poemas. Se acercaron a hurtadillas con alegre curiosidad. Él era de presencia potente, con mucha seguridad y algo regordete, ella una mujer guapísima con una bella sonrisa, ojos inocentes y una pulsión escritora incipiente. Ella nunca se había atrevido a publicar nada. Él especificó que más bien le daba vergüenza enseñarle lo que escribía a los demás. Ella le devolvió un golpe en el hombro seguido de una caricia.

Él dijo, queremos un poema, ‘La modestia de Alicia’. Y ella se puso como un tomate. Se fueron a tomar una caña y al rato volvió Alicia con una cerveza para mí. Muchas gracias, le dije. Quiero que escribas otro para Oscar ¿vale? Ok. Se llama ‘La explosión de Oscar’. Terminé el de Alicia y me puse con el de Oscar. Así quedaron:

La modestia de AliciaLa explosión de Oscar

Media hora después volvieron a por sus poemas. Alicia escondía algo detrás de la espalda delatado por unos ojos de chiquilla que ya había visto antes en algún lugar. Toma, te hemos escrito un poema. Me dieron el poema que habían improvisado sobre mí en aquella terraza de bar y recogieron los suyos. Me alcanzaron la donación y antes de que pudiese leerlo se fueron agarrados como dos adolescentes enamorados.

 Alicia

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s