Tres donaciones creativas

“Tú me das el tema, yo escribo el poema” (A cambio de una donación) ( O….. tú decides el precio), (O… el precio lo pones tú…) (O… Tú decides qué quieres darme…).

La verdad que la primera parte de la frase es bien sencilla… La que siempre me tortura es la segunda. Siempre la estoy cambiando porque todas me suenan fatal y ya no sé qué decir. La que no me gusta nada es la de “la voluntad”, que jamás la he usado pero a la gente le gusta mucho, nunca sabré por qué. Creo que “pedir la voluntad” se asemeja a algo así como mendigar… Como pedir limosna o caridad. (Y algunos pensaréis que no tiene mayor importancia pero yo considero que es muy importante el lenguaje que usamos… por supuesto).

El caso es que el domingo, en la Feria del Libro, hubo tres personas que después de darme una donación económica, quisieron darme algo más. Un pedacito de sí mismos, para que así yo no me quedara otro poquito más vacía después de darles sus poemas. O quizá lo hicieron por alegrarme la tarde… Pero yo estoy segura que fue porque se sintieron invitados a compartir la creatividad que llevan dentro, esa que todos tenemos pero que tánto nos cuesta sacar. Y la verdad, ojalá esto me pasara todos los días, porque está bien que te den unas monedas, pero el vínculo momentáneo que se crea al intercambiar creaciones es mágico. Y más cuando estás triste.

El primer regalo fue por la mañana. Un amable filólogo llamado Califa sacó de su bolso un instrumento con forma de lápiz que parecía hecho con bambú, y un bote con tinta vegetal. Le di un papel y comenzó a escribir en árabe bajo el sol abrasador. Yo no me lo podía creer… Atónita, observaba ese ritual maravilloso. El arte de la caligrafía, señores. Y de repente me sentí como una invasora de la cultura con mi tecnológica máquina de escribir, como si lo que hago en la calle fuera un insulto a esta tradición milenaria. Por un momento, la tipografía de mi Oliveti Pluma 22 (la cual siempre me ha parecido tan bonita) se me presentó como un impedimento al que nunca había prestado atención.

Califa terminó su texto (sagrado) y me dijo que se trataba de un género de verso libre llamado Reka que en el mundo árabe es inconfundible por la forma de usar del lápiz, y que no me diría lo que significa para que así lo tuviera que averiguar. Yo tan sólo le miré ensimismada asintiendo con aquel tesoro entre las manos:

IMG_3228

El segundo obsequio vino de la mano de dos chavales que tras haberme pedido el tema de París (y yo haberles hablado de putrefacta monumentalidad, de las ratas, los mendigos y del olor a infierno en el metro y esas cosas tan bonitas…) vinieron a mi mesa media hora más tarde con una acuarela que me encantó… y les di un enorme abrazo todavía incrédula, reafirmando que efectivamente estaba siendo un día mágico.

acuarela

Finalmente os hablaré de Carolina, una venezolana venerable que con una sonrisa se acercó a mi mesa y hablamos largo y tendido sobre su tierra, sobre todo lo que allá está pasando y la tristeza (siempre la tristeza) de ver el hogar envuelto en caos, egoísmo y pobreza. Le escribí un poema (efectivamente) sobre Venezuela, y luego ella con la misma encantadora sonrisa me dijo que quería escribirme un cuento en la máquina. Yo me levanté de un salto emocionada, pensando, ¡me van a escribir un cuento! Y me alejé para darle espacio y aproveché para desrealizarme un poco y ver como la gente me percibe desde lejos con el chiringuito montado. La verdad me gustó mucho que mostrara ese coraje tan natural y esas ganas de compartir imaginación y fantasía. Aquí os dejo el pequeño relato, y deciros que la próxima vez que os topéis conmigo, os animo a que como donación, hagáis algo original y creativo 🙂

cuento

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s