Improvisación gemela

El pasado 14 de junio me planté en el Mercado de Economía Social en el Matadero con el propósito de apoyar el stand del Campus-Escuela Estivalia, donde facilitaré un taller en julio, y cómo no, de improvisar poesía para los viandantes/asistentes.

En un momento dado se acercaron dos chicas risueñas sus cervezas artesanas y sus sonrisas, por supuesto, y me pidieron un poema ebrio de cachondeo evidente y temas volátiles y variados, entre los que destacaban zombis, encuentros fortuitos y chanclas verdes.

sandalias gemelaas

Una vez terminado el proceso, contagiado yo del ambientillo y de la graduación artesana de semejantes sonrisas, me ofrecí a copiar el poema para que ambas se quedaran una copia. Sin embargo, en vez de eso, decidí reimprovisar aquel batiburrillo sin ya tanto melón ni expectativas.

Más allá de que parezca que el poema de la izquierda es el poema de la derecha con dos cervezas más, creo que esta muestra es interesante por dos motivos: primero para observar la diferencia entre un poema más constreñido y meditado (el de la derecha) y otro más libre y suelto (el de la izquierda (reimprovisado)). Segundo para constatar como los caminos de la impro son inescrutables y dependen de las decisiones aleatorias que tomamos en este océano infinito que es nuestra mente. Un poco así como la vida misma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s